Habitantes de Cuautepec anuncian resistencia contra obras del Cablebús

Vecinos de Cuautepec anunciaron que emprenderán un movimiento de resistencia pacífica contra la construcción del Cablebús en la zona, debido a que la consulta realizada por el gobierno de la Ciudad de México y la alcaldía de Gustavo A. Madero fue “antidemocrática y autoritaria”.

“La gente finca su patrimonio con mucho sacrificio para que nada más vengan y le digan a uno que tiene tres meses para desocupar”, afirmó Rosalba López, una de las residentes que se verá afectada con las obras en la zona escolar Oriente.

Además, manifestó que las autoridades capitalinas nunca les dieron a conocer el proyecto original ni las afectaciones que la construcción ocasionaría en la comunidad.

Rosalba comentó que para “guardar las formas” los funcionarios del gobierno de la CDMX y de la alcaldía realizaron una consulta a mano alzada con simpatizantes morenistas traídos de otras colonias para generar el supuesto apoyo a la construcción.

Juan Téllez, otro de los vecinos inconformes con el Cablebús, detalló que la votación estuvo amañada porque el domingo 8 se lanzó la convocatoria, el martes 10 se hizo la invitación por Whatsapp, el miércoles 11 se llevó a cabo la votación y el jueves 12 las autoridades capitalinas y locales colocaron la primera piedra de la obra que, si todo marcha bien, estará concluida a finales de 2020.

“Nosotros éramos más que los que acarreados de Morena y del comisario ejidal que se prestó a la trama; eso provocó que la representante del Consejo del Pueblo de Cuautepec, Jade Peña, dijera que no había condiciones para llevar a afecto la votación y salió del gimnasio del deportivo Carmen Serdán, pero no dijo que habría un receso”, precisó Juan Telléz.

Y refirió que luego de que los simpatizantes de Morena llegaron a reventar la reunión, desmontaron el equipo de sonido, levantaron la mesa de presídium y dejaron el lugar sin nada.

Jade Peña y los representantes del comisariado, Lorenzo Emilio Fuentes Parada, Ulises Flores Carillo y Alicia Tinoco, entre otros, se fueron a las oficinas de la Territorial 9 de la GAM, donde se reunieron con Larisa Ortiz Quintero, Secretaria de Pueblos Indígenas del Gobierno de la Ciudad de México.

Tras una hora y media de alegatos, y con la ausencia de los vecinos inconformes que se habían marchado a sus labores, el representante del Consejo del Pueblo pidió, a mano alzada, que la gente sacara su credencial de elector para llevar acabo la votación, sin verificar quienes eran habitantes del pueblo de Cuautepec, relató Juan Telléz.

En el Parque Revolución, lugar de la resistencia, los vecinos colocaron mantas que decían “En Cuautepec cada vez más muertos, resuelvan la inseguridad y después quítenle sus casas a sus habitantes”, “Y nosotros pensamos que de verdad se acabaría la corrupción”, “A cuántos tienes que afectar para beneficiar a unos cuántos”; “Familias al desamparo; Gobierno de CDMX quiere dejar a niños sin hogar”, “Gobierno, estás para ayudar, no para perjudicar”.

Rosalba López dijo que no dejarán pasar a sus hogares a la gente que está realizando las mediciones para la construcción, como ocurrió ayer; Cuautepec tiene mayores necesidades que el transporte, como la inseguridad, obras de drenaje, alcantarillado y agua, pero no el Cablebús, refirió.

En ese medio de transporte, el gobierno de la CDMX invertirá alrededor de tres mil millones de pesos.

De acuerdo con el proyecto, la primera línea comenzará a dar servicio a mediados del 2020.

Las cuatro líneas que serán construidas en esta administración tendrán una distancia de 34 kilómetros y realizarán 114 millones de viajes al año.

Se prevé que la distribución sea de la siguiente forma: GAM: Cuautepec – Indios Verdes, Iztapalapa: Sierra de Santa Catarina-Constitución de 1917, Tlalpan-Coyoacán: Ajusco-Universidad y Álvaro Obregón-Magdalena Contreras-Benito Juárez: Avenida Tamaulipas-San Antonio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*