A los policías les da miedo subir a la Candelaria Ticoman; vecinos

Ciudad de México

Asentados en cerro del chiquihuite, habitantes de la colonia La Candelaria Ticomán, ubicada en la parte alta de la delegación Gustavo A. Madero, exigieron al Gobierno de la Ciudad de México reforzar la seguridad en esta zona, donde los índices delictivos han ido a la alza.

Los vecinos señalaron que en las noches las calles se convierten en boca de lobo.

Junto con otras colonias, como San Juan y Guadalupe Ticoman, La Pastora, Jorge Negrete, La Laguna Ticomán y Lázaro Cárdenas, forma parte de un corredor donde proliferan las narcotienditas, y los puntos más altos, conocidos como La Presa y El Mirador, se han convertido en deshuesaderos de vehículos robados.

Acá arriba no suben las patrullas y los delincuentes andan en las calles como Juan por su casa. Apenas anoche se escucharon detonaciones por diferentes puntos. Llamamos al 911, pero ni los policías se arriesgan a subir, aseguraron.

Apenas anochece, los pobladores están en alerta. Entre las nueve y diez de la noche, vecinos, se dijeron hartos de que la violencia sea frecuente en toda esa región, en la que son muy comunes los disparos, de los que nunca saben si alguien resultó herido o muerto.

Asimismo, se encuentran temerosos de que se acrecenta entre sus calles el narcomenudeo y eso les impide vivir con tranquilidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*