Alfredo Sámano vendió 1 depa en 2 semanas. Pero 60 millones de mexicanos no podrán comprar uno en toda su vida

Ciudad de México

El video viral de TikTok en el que jóvenes de la empresa Cole Capital Growthb presumen las supuestas ventas de departamentos, ayuda a reflexionar sobre los problemas inmobiliarios que afronta el país. De acuerdo con cifras del INEGI y de la Sociedad Hipotecaria Federal, más de 60 millones de mexicanos nunca podrá una vivienda, debido a que sus ingresos son menores a la línea de bienestar.

Más allá de la opacidad que existe sobre Cole Capital Growthb y quienes son los jóvenes del video (o si ciertamente vendieron tales propiedades), es cierto que sí hay un sector de la población con mayores recursos económicos y la capacidad de adquirir propiedades nuevas.

Sin duda una de las principales metas de vida para muchos jóvenes y adultos es lograr “abandonar el nido” y hacerse acreedor de un hogar propio. Sin embargo, comprar una casa o departamento en la Ciudad de México (CDMX) puede parecer una misión imposible para un gran porcentaje de personas.

En la mayoría de los casos, la forma más fácil de comprar una vivienda en la CDMX es obteniendo un crédito hipotecario, ya sea bancario u otorgado por el Infonavit , ya que no siempre es posible pagar el inmueble de contado.

Sin embargo, adicional costo del depa o de la casa, los expertos puntualizan que es necesario contemplar gastos adicionales como la escrituración, que puede ir del 5 al 10 por ciento del valor del inmueble; gastos de avalúo y honorarios notariales; tener un enganche de al menos el 20 por ciento; así como la contratación de servicios esenciales como luz, gas, agua e Internet.

¿Cuánto debo ganar para comprar una vivienda en la CDMX?
Si andas buscando un nuevo patrimonio en la CDMX , esta información te puede interesar, ya que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) reveló cuánto debe ganar en promedio una persona para que el banco pueda autorizar un crédito y comprar la casa o departamento con el que sueña.

La CONDUSEF apunta que si la vivienda que se desea comprar tiene un valor de 1 millón de pesos, tendrá que comprobar ingresos aproximados de entre 19 y 23 mil pesos mensuales y contar con un presupuesto inicial de al menos 280 mil pesos.

Si se pueden comprobar estos ingresos y se tiene un enganche inicial, el banco de elección podría prestar 800 mil pesos, los cuales se pagarán a 20 años en mensualidades fijas o crecientes de entre 7 mil 600 y 9 mil 700 pesos.

Por otro lado, si el patrimonio tiene un valor de 2 millones de pesos, se tendrían que comprobar ingresos aproximados de entre 42 mil y 53 mil pesos mensuales y contar con un presupuesto inicial de al menos 360 mil pesos.

Al comprobar estos ingresos y contar con el enganche inicial, el banco podría prestar 1 millón 800 mil pesos, los cuales se pagarían a 20 años en mensualidades fijas o crecientes de entre 17 mil 400 y 21 mil 200 pesos.

Asimismo, existen compañías y personas que se dedican a comprar casas y departamentos con el objetivo de revenderlos o alquilarlos. Esto también contribuye a la especulación inmobiliaria, ya que son los empresarios los que, de manera directa o indirecta, influyen en los precios de la vivienda en las zonas urbanizadas.

La mayoría de los mexicanos aspira a comprar una casa o departamento, pero más del 50% no puede ni obtener un crédito hipotecario

Más del 50% de los mexicanos no es apto para obtener un crédito hipotecario. Ni siquiera del Infonavit, así lo señala la última Encuesta Nacional de Vivienda del INEGI.

Los números de la vivienda en México son los siguientes:

  • 57.1% son propias pagadas.
  • 16.4% son rentadas.
  • 14.2% prestadas por familiares, amistades o por el trabajo.
  • 10.7% son propias, pero siguen pagándose.
  • 1.7% está en otra situación.
  • A primera vista, parece ser que la gran mayoría de la población cuenta con una vivienda propia pagada. Sin embargo, el desglose de los datos indica que, de ese porcentaje, varias familias habitan la misma casa de manera simultánea.

La Encuesta Nacional de los Hogares, también del INEGI, agrega que al menos 25 de cada 100 casas o departamentos habitados en México son considerados como «hogares ampliados».

Es decir, son cohabitados por varios miembros de la familia, como primos, tíos, sobrinos, hermanos con sus propios hijos y parejas, etc. La estancia en hogares ampliados es reflejo, en gran medida, de la falta de condiciones económicas para adquirir o rentar una vivienda propia.

Mientras que la gran mayoría de las personas que habitan en el 16.4% de las viviendas rentadas, señala el INEGI, lo hacen porque no tienen los recursos suficientes para adquirir una propia ni son aptos para recibir un crédito.

El precio de los créditos de vivienda aumentan cada año
Otro problema que se suma a la especulación inmobiliaria es el encarecimiento de la vivienda.

Datos de la Sociedad Hipotecaria Federal indican que en el último trimestre de 2021 hubo incrementos del 4.7% en el precio de la vivienda con crédito en la Zona Metropolitana del Valle de México, en la de Guadalajara se registró un 9.0% más y en la de Monterrey 8.5%.

Esto significa que las casas y departamentos comprados con créditos, ya sea del Infonavit o de la banca privada, aumentaron con respecto al mismo periodo del 2020. El aumento anual del país en 2021 fue del 7.9%.

Al ordenar los precios de los créditos hipotecarios de menor a mayor, a nivel nacional, explica el estudio, se dan las siguientes observaciones:

  • 25% de los créditos fueron por un valor aproximado a 539 mil 475 pesos.
  • El precio mediano fue de 796 mil 100.00 pesos, lo que significa que 50% de las operaciones en el mercado de la vivienda se realizaron por debajo de este monto y la
  • otra mitad por arriba.
  • El precio del 75% de las viviendas fue menor o igual a 1 millón 540 mil 112 pesos y el resto tuvo un precio superior a este monto.
  • El precio medio de la vivienda a crédito en México en 2021 fue de 1 millón 372 mil 101.
  • Para ser sujeto de crédito, las personas deben contar con un ahorro e historial crediticio. Sin embargo, el 56% de los mexicanos activos laboralmente traban en el mercado informal. Esto los imposibilita a ser sujetos viables a una hipoteca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*