Nace pesando 400 gr y la sentencian a muerte, luego doctor mira detalle en su pie

Seeta, una mujer de 48 años de la India, se encontraba embarazada, muy emocionada pero a la vez preocupada, no sólo porque a su edad un embarazo puede ser de alto riesgo sino porque cuando llegó a la semana 30, los doctores le informaron que el flujo sanguíneo no estaba llegando del todo a la placenta y esto podría ser mortal para su bebé. Sin embargo, las cosas eran más complicadas pues era muy pronto para que este naciera.

Y aun cuando implicara muchos riesgos, no había más opción, los médicos programaron una cesárea de emergencia.

Al nacer, la niña era demasiado pequeña, el tamaño de su pie hizo temblar a los médicos pues era igual al de la uña de su padre, algo que los aterró deduciendo que no había forma de que sobreviviera pues nunca se había registrado a un recién nacido con su peso y sus medidas. No se explicaban como es que podía estar tan chiquita si sólo le faltaban un par de semanas para completar el período. Sólo pesaba 400 gramos cuando es de 2.5 kilos el peso considerado ¨saludable¨ para un recién nacido. Además, medía 21 centímetros, menos de la mitad del tamaño promedio de un bebé. Lo peor era que la bebé tenía muchísima dificultad para respirar pues sus pulmones apenas comenzaban a desarrollarse bien, sin embargo, sus padres no deseaban darse por vencidos pues la habían esperado con mucha ilusión. Así que aun cuando el diagnóstico de los médicos no diera muchas esperanzas, conectaron a la pequeña a un respirador artificial, permanecería en cuidados intensivos hasta que diera señales de vida.

Sus órganos ni siquiera se desarrollaban y su piel era muy frágil. El jefe de Neonatología comentó:

¨Cuando la bebé nació podríamos jurar que no se salvaría pues su tamaño nos resultaba un gran desafío, sin embargo, con siete semanas en cuidados intensivos Manushi logró digerir la leche y poco a poco comenzó a respirar por ella misma. Ahora su cerebro y ojos se desarrollan normalmente, las múltiples transfusiones de sangre que ha recibido le están siendo de gran ayuda¨.

Pero Manushi no es sólo una niña sino que representa a todas las de la India, esta es la forma en que lo explica el médico que la estuvo atendiendo:

¨Esta pequeñita fue un gran desafío para nosotros, por su condición, no pensamos que lo lograría pero nos sorprendió de manera increíble, ella luchó y se aferró a la vida, lo hizo contra todas las posibilidades. Le ofrecimos la mejor de las atenciones y el cuidado médico haciendo ver que todas las niñas merecen protección. En un lugar como Rajastán, en donde el infanticidio femenino es desenfrenado, todos deben dar un paso adelante y tomar las medidas necesarias para poner fin a esta terrible práctica¨.

Por fortuna, después de meses en el hospital, la pequeña por fin salió hace días y ahora se encuentra en casa junto a su familia que no puede sentirse más feliz. Ahora esta bebé tiene 7 meses y un peso de 2.4 kilos. Un caso único y un milagro maravilloso, sin importar las pocas posibilidades que tenía de sobrevivir, ella luchó por su vida y lo consiguió.

Sus padres, Seeta de 48 años y Giriraj de 50, han llamado a su pequeña ¨milagro¨ y podemos entender por qué.

Los médicos no han determinado si todo esto tendrá secuelas en la bebé pero nos queda claro que ella es toda una guerrera ¿no crees?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*