Su hija nace con sólo 364 gramos, luego de 2 semanas por fin la puede abraza

SU HIJA NACE CON SÓLO 364 GRAMOS, LUEGO DE 2 SEMANAS POR FIN LA PUEDE ABRAZAR

La noticia de un embarazado es hermosa, más cuando los padres lo esperan o cuando es lo que querían como Ángela y Michael Bakker. Esta pareja se enteró que estaban embarazados y eso los emociono mucho porque querían crear una familia, eso era lo que más deseaban en el mundo.

Ahora, la felicidad no duró mucho porque su bebé nació 15 semanas antes de la fecha de parto y tuvo que luchar mucho para sobrevivir. En realidad, la pequeña, llamada Naomi Joy, no tenía muchas posibilidades de sobrevivir, eran más las de morir que otra cosa. Es que al nacer sólo peso 364 gramos, menos de medio kilo, pero gracias al trabajo del personal del hospital la niña sigue con vida.

DOS LARGAS SEMANAS TUVIERON QUE ESPERAR
El personal del hospital estuvo día y noche trabajando completamente con Naomi para que ella se mantuviera con vida en un lugar seguro. Fue recién después de 2 semanas que Ángela y Michael pudieron abrazar a su hermosa pequeña. Y sin dudas este encuentro emociono a todo el mundo, hasta las lágrimas lo hizo.

Hay que tener en cuenta que una de las cosas más importantes es el contacto piel con piel, esto aumenta las posibilidades de que los niños prematuros sobrevivan. Este contacto tiene efectos positivos, como por ejemplo aliviar el dolor y facilitar el desarrollo del bebé.

Naomi nació demasiado temprano y es por eso que tuvo que permanecer en una bolsa de plástico en cuidados intensivos, esto para mantener su temperatura y además que no estuviera expuesta ya que los niños prematuros se ven afectados más fácilmente por enfermedades o infecciones. Por dos semanas estuvo dentro de esa bolsa, los padres solo pudieron acariciarla muy por arriba y pocas veces.

HASTA QUE LLEGÓ EL GRAN MOMENTO
Luego de dos semanas el personal del hospital decidió que era hora de sacar a Naomi de la incubadora para que sus padres la sostuvieran. Sí, es cierto que no había pasado demasiado tiempo en realidad, dos semanas eran poco, pero al mismo tiempo mucho porque la niña estaba desarrollándose bien.

Entonces, con la ayuda de 8 enfermeras, Naomi paso de la bolsa de plástico al pecho de Ángela, todo esto teniendo los cuidados necesarios. Por suerte el proceso se pudo hacer sin problemas y el bebé pudo descansar tranquilamente. Lo que es aún mejor es que luego del proceso, la pareja pudo seguir acariciando y sosteniendo a su bebé todos los días hasta que le dieron de alta.

Ahora, Naomi es una niña sana y hermosa, a pesar de haber nacido antes de tiempo ahora está desarrollándose como corresponde y sus padres están muy felices. Mira en el vídeo el hermoso encuentro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*