El Valle de México es muy inseguro

Ciudad de México

La semana pasada, un hombre calcinado fue encontrado en el Paraje Huizache (Tultepec). Otro cadáver con heridas de arma blanca fue encontrado en un canal de aguas negras de Tablas del Pozo (Ecatepec).

Cuatro músicos fueron hallados en Villa Victoria y el cuerpo de un hombre apareció en la Colonia Francisco Villa (Chicoloapan) y se encontró otro cadáver en Ampliación Tecamachalco (La Paz). El cuerpo de una menor apareció en un canal de aguas negras de Cuautitlán. Una pareja joven fue ultimada a balazos en El Sol (Nezahualcóyotl). Este recuento macabro no incluye a la familia de contratistas (dos hombres y una mujer) enterrada en una fosa clandestina en Santa Cruz Cuautenco (Zinacantepec) y el policía de Investigación y sus dos hijos menores de edad muertos a tiros en Yebuciví (Almoloya). Frente a este muestrario de horrores del Edomex, a la CDMX no le fue mejor: un hombre fue asesinado a golpes en la Colonia Morelos (Venustiano Carranza). En la Gustavo A. Madero, fue encontrado un cadáver en Lomas de San Juan Ixhuatepec y otro cuerpo en Santa Isabel Tola con heridas de arma de fuego. Un hombre fue asesinado en San Miguel Amatla (Azcapotzalco) y otro en un restaurante en la Colonia Rincón del Mirador II (Tlalpan). Para cerrar una semana trágica, se encontró un cuerpo en una maleta en la Colonia Guerrero (Cuauhtémoc).

Si usted toma cualquier informe de la Organización Mundial de la Salud de un país desarrollado, verá que las causas de mortalidad son habitualmente enfermedades del corazón, cerebrovasculares, pulmonares o del hígado, tumores malignos, diabetes, insuficiencia renal, etc. después vienen los accidentes comunes (de tránsito, de trabajo, en la casa) y muy abajo en la lista, los homicidios.

Los homicidios se encuentran en el quinto lugar entre las causas de muerte más comunes en el País. Pero si usted se fija sólo en los hombres, los homicidios ocupan el cuarto lugar.

Pero estas cifras terribles tampoco lo dicen todo. Si usted se concentra en una franja etaria (de 15 a 44 años), va a descubrir que la principal causa de muerte de los mexicanos es el homicidio. Así como lo lee: de los 15 a los 44 años, las personas de este país (y la Capital) no se deben cuidar de enfermedades, sino de que los mate otra persona (Inegi, 2020-Defunciones, 2019). Y este dato empeora todavía más si cabe la estadística anterior. Así de simple: la principal causa de muerte de la gente joven y madura es la violencia. En este panorama, la tasa de homicidios de la CDMX no es tan alta (14.4 frente a Colima con 107.4) pero, de todos modos, muy lejos de Yucatán (2.1) y mejor no comparar con ciudades de otros países como Barcelona (0.8). Al Edomex le va peor (18.8) y hace subir la tasa conjunta en el Valle con la CDMX.

Si se suma la cantidad total de Edomex y la CDMX se llega a 4,543 muertes. Con esto, en la Zona Metropolitana supera los 4,019 homicidios de Guanajuato, posicionándose en la región con mayor cantidad de muertes en el País. Y la mayoría de estas muertes son por arma de fuego (70.6%) o arma blanca (10.9%). En resumen, el Valle de México es un lugar muy violento y una parte sustantiva de esa violencia es provocada por el crimen organizado. No hay que engañarse: se puede vivir en burbujas, pero lo cierto es que en algún momento u otro llega a las puertas de la casa de todos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*