La alcaldía de GAM tuvo muchas observaciones en la cuenta púbica 2019

Ciudad de México

La Auditoría Superior de la CDMX presentó el segundo informe de la cuenta pública 2019, en donde se puede ver la aplicación práctica de la ley de adquisiciones y de obras por parte de las alcaldías, así le fue a las autoridades de tu demarcación en sus auditorias:

1) Álvaro Obregón, gobernada por Layda Sansores, excedió el monto máximo para realizar una adjudicación directa, con un importe de 31 millones. Y entregó bienes a la gente hasta 2020.

2) Vidal Llerenas, en Azcapotzalco, pagó a proveedores sin integrar los respaldos necesarios como contrato, evidencia de la entrega-recepción y la fianza de garantía.

3) En Benito Juárez, Santiago Taboada no elaboró el diagnóstico de necesidades, para hacer el Programa Anual de Capacitación de su personal. Mucha grilla y poca administración.

4) A Manuel Negrete, en Coyoacán, le observaron que en la acción social con la que les pagan a los talleristas, no armaron bien los expedientes y no encontraron 16. Y todo por confiar en falsos emisarios de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

5) En Cuajimalpa, Adrián Rubalcava está contento porque le fue bien. Observaciones como la falta de un calendario para supervisar la operación del CESAC, no le quitan el sueño.

6) Cuauhtémoc, gobernada por Néstor Núñez, integró mal los expedientes de la acción social con la que instaló calentadores solares en unidades habitacionales.

7) Francisco Chíguil, en Gustavo A. Madero, tuvo muchas observaciones como formalizar un contrato con fecha 3 de octubre de 2019, antes del acto de fallo de la licitación pública, el 9 de octubre de 2019.

8) Iztacalco, con Armando Quintero al frente, sigue con suerte. Aun así, careció de procedimientos que regulen la actuación del Centro de Servicios y Atención Ciudadana (CESAC).

9) Clara Brugada en Iztapalapa, sin sobresaltos. No contar con los expedientes del personal de estructura del CESAC, no es para preocuparse, pero sí innecesario.

10) En Magdalena Contreras, Patricia Ruiz va bien, pero tiene un cerco a su alrededor y la obnubilan sus asesores. Por lo pronto, le faltaron varios expedientes de sus programas sociales y ya se habla de reintegrar ese recurso. Tampoco le caería mal revisar el desorden de resguardos en el almacén.

11) Víctor Hugo Romo sigue avanzando en Miguel Hidalgo. Unos días de retraso en la publicación de su código de ética y de conducta no ameritan que distraiga su atención de 2021.

12) Milpa Alta, con Octavio Rivero, aceptable, aunque tuvo mal los expedientes del personal del CESAC.

13) Raymundo Martínez, en Tláhuac, sigue con problemas en sus programas sociales, desde la mala integración de expedientes, hasta la falta de ellos. Y de pilón, no cobró los intereses por el pago en exceso de un contrato.

14) Tlalpan con Patricia Aceves atendió las solicitudes recibidas en el CESAC como pudo, sin ajustarse a su manual administrativo.

15) A Julio César Moreno, en Venustiano Carranza, no le cuadran las cifras del CESAC con lo reportado en los Informes de Avance Trimestral. Hace bien en no bajar la guardia.

16) En Xochimilco, Carlos Acosta no ha podido establecer un sistema de control interno para verificar la observancia de los valores éticos y las normas de conducta. Pero no le podemos pedir peras al olmo.

Este resumen solo incluye las auditorías de desempeño financiero y de cumplimiento. En febrero del 2021, el informe incluirá las auditorías de obra pública y su equipamiento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*