Un niño logró juntar miles de dólares para comprarle una silla de ruedas a su mejor amigo

UN NIÑO LOGRÓ JUNTAR MILES DE DÓLARES PARA COMPRARLE UNA SILLA DE RUEDAS A SU MEJOR AMIGO

La verdad es que esta historia me ha dejado con la boca abierta, pues un niño que se esfuerza tanto así por su mejor amigo es increíble, es una muestra de lo que es la verdadera amistad. Esto se trata de Paúl Burnett y Kamden Houshan, quienes han sido amigos de toda la vida.

Su amistad los ha llevado a tener momentos inolvidables, realmente increíbles y todo eso con tan solo 8 años. Sin embargo, ellos no podían disfrutar de cada una de sus aventuras al 100% y es que Kamden tenía una silla de ruedas muy vieja la cual imitaba la mayoría de los movimientos que tenía que hacer. Y lo que hizo su amigo Paúl por él es increíble, es de lo que te quiero hablar hoy.

AMIGOS PARA SIEMPRE
Paul puso sus manos a la obra y comenzó a investigar, así fue que descubrió una forma de ayudar a su amigo a seguir descubriendo el mundo, pero como siempre han querido. Ahora, Kamden nació con un tumor en la vértebras T2 Y T3, este es tan grande que aplastó la médula espinal, dejándolo sin movimiento de la cintura para abajo.

Por suerte gracias a varias cirugías el tamaño de este se ha reducido, aun así, el pequeño tiene que vivir en una silla de ruedas. Su amigo fiel desde el kínder, Paúl, nunca ha visto esto como una discapacidad, más bien todo lo contrario. Es su persona favorita para jugar a los superhéroes, comer comida chatarra y jugar por horas.

Ellos siempre están llenos de energía, pero el mundo se vuelve gris cuando la silla complica algunas actividades. Paul se dio cuenta de que esta se estaba volviendo peligrosa por lo vieja que era por eso motivo es que decidió hacer algo.

EL PRIMER PASO
Como los padres no podían comprar una silla, lo que este niño hizo fue pedirle a su madre que lo ayudara a crear una página de GoFounMe, para poder recaudar 3990 dólares, que es lo que costaba una nueva silla de ruedas. El niño hizo una campaña en donde dice:

“Su silla de ruedas se ha caído hacia delante muchas veces y eso apesta”

“Su silla de ruedas es demasiado grande para caber en su baño. Ni siquiera puede pasar a través de la puerta y usar el inodoro sin pedir ayuda. Si consigue una silla de ruedas nueva, creo que se movería más rápido y podríamos jugar más”

Gracias a esto, gracias a este pequeño paso que dio Paúl, lograron recaudar 6 mil dólares, los cuales fueron suficientes para comprar una silla nueva para su amigo. La verdad es que es increíble lo que este pequeño hizo por su amigo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*