Bares y antros en CDMX presionan por reapertura antes del 15 de octubre

Ciudad de México

Empresarios de bares y antros pidieron a las autoridades de la Ciudad de México una mesa de negociación para reabrir los centros nocturnos a más tardar la segunda semana de octubre con medidas sanitarias específicas para estos lugares.

La Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (AMBDIC) presentará al gobierno local un plan de reactivación para este sector donde se plantea un aforo máximo del 40% y un horario de cierre a las 2 de la mañana.

Tras 6 meses sin laborar, el presiente de la organización empresarial, Helking Aguilar, indicó que actualmente el 20% de los negocios de este giro está en peligro de cerrar sus puerta, además que el 70% de los comercios de entretenimiento bajarían sus cortinas a final de año si las condiciones no cambian.

En conferencia de prensa resaltó que de esta rama dependen 560,000 empleos directos y más de 250,000 indirectos; de igual manera agregó que durante la emergencia sanitaria continuaron con el pago de gastos como rentas, servicios y sueldos al mínimo.

Ante el permiso que otorgó el gobierno de la CDMX a estos comercios para que funcionaran como restaurantes, Aguilar Cárdenas señaló que la medida fue bien recibida y aplaudida por su sector, puesto que fue una señal positiva, pero no suficiente para sostener los negocios.

En conferencia de prensa resaltó que de esta rama dependen 560,000 empleos directos y más de 250,000 indirectos; de igual manera agregó que durante la emergencia sanitaria continuaron con el pago de gastos como rentas, servicios y sueldos al mínimo.

Ante el permiso que otorgó el gobierno de la CDMX a estos comercios para que funcionaran como restaurantes, Aguilar Cárdenas señaló que la medida fue bien recibida y aplaudida por su sector, puesto que fue una señal positiva, pero no suficiente para sostener los negocios.

Defendió el horario propuesto de cierre a las 02:00 horas ya que ello sería un distintivo con el servicio que ofrecen los restaurantes; además acusó que algunos de estos establecimientos han acaparado a sus clientes al convertirse en “restobares” o “restoantros”.

En ese sentido, insistió en que se les permita el nivel de aforo de 50% y un horario de cierre más amplio para hacer un ofrecer un servicio diferente y hacer su negocio competitivo.

Respecto al protocolo propuesto, el empresario planteó que la entrada a los lugares sea por reservación para evitar aglomeraciones en la entrada; cancelar la barra de servicio a los clientes para que sólo los meseros repartan las bebidas; que la capacidad máxima en las mesas sea de 8 personas; y que el nivel máximo de la música sea de 85 decibeles.

Añadió que las pistas de baile se cancelarán y el espacio se ocupará con mesas que vaya conforme al aforo permitido; los servicios de karaoke sean individuales; una barrera física entre los asistentes y los grupos que toquen música en vivo; así como marcas distintivos en los vasos de los clientes.

Acotó que también se contemplan la limpieza del lugar con vapor al inicio terminó de la operación.

Reiteró que esta propuesta está contemplada para el semáforo amarillo, por lo que espera que en un mes se den dichas condiciones; sin embargo dijo que en caso de que continuara la fase naranja insistirían con este proyecto pero con ciertas modificaciones.

“(Si el semáforo amarillo no llega) tendríamos que replantear y con la consecuencia de que muchos ya no estarán en posición de seguir, pero los que logremos aguantar seguiremos la lucha para salvar los negocios y empleos, si tenemos que llegar a otro tipo de medidas las consideraremos”, aclaró.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*