Darán 3 000 pesos de apoyo a vendedores de comida en el Centro histórico de CDMX, para que no vendan.

Ciudad de México

La venta de comida en vía pública del Centro Histórico persiste en sitios como las calles que conforman el Barrio Chino, aun cuando el martes la Autoridad del Centro Histórico informó de su prohibición como parte de las medidas para mitigar los contagios de covid-19 en la zona.

Los llamados puestos desayunadores, porque comercializan comida sobre todo durante las mañanas, se siguen instalando en calles como Dolores, Independencia y López, muy cerca de Eje Central y de avenida Juárez.

Se trata de puestos en donde se venden tacos, atoles, tamales, jugos, fruta, tortas, entre otros alimentos.

En otras calles como Motolinia y Palma, donde operan desayunadores de la organización de Diana Barrios, no hubo actividad ayer, reportaron las autoridades.

El gobierno capitalino informó que dará apoyos de unos tres mil pesos a este tipo de vendedores con tal de que no se instalen mientras pasa la contingencia en el Centro Histórico y así evitar posibles focos de contagio.

El martes, Dunia Ludlow, coordinadora de la Autoridad del Centro Histórico, indicó que la policía y el área de reordenamiento del gobierno se encargará de verificar que se cumpla la prohibición.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*