Encuentran en Tlalnepantla una pista sobre el paradero de Marco Antonio, pero siguen sin localizarlo

Padres de Marco Antonio Sánchez Flores verificaron en grabaciones que el menor fue presentado ante un juez cívico en Tlalnepantla, aunque lo dejaron en libertad y no se conoce su ubicación actual.

El estudiante Marco Antonio Sánchez, desaparecido desde el 23 de enero, fue ubicado el sábado pasado en Tlalnepantla, Estado de México, e incluso fue presentado ante un juez cívico, sin embargo después de una hora lo dejaron marcharse de ese sitio, y sigue sin conocerse su ubicación.

Los padres del adolescente acudieron este domingo a la Fiscalía de Tlalnepantla, para revisar grabaciones durante un par de horas, y confirmaron que la persona que observaron es su hijo, dijo la madre de Marco Antonio, Edith Flores, a Animal Político.
En las grabaciones que les mostraron autoridades mexiquenses, detallaron, a Marco se le veía aturdido y cojeando de una pierna.

Una de las grabaciones que mostraron a los padres de Marco Antonio

De acuerdo con la información de la Procuraduría de Tlalnepantla, la tarde del sábado policías estatales aprehendieron al joven, que se encontraba en un puente peatonal, considerando que tenía intenciones de suicidarse.

Los policías lo detuvieron y lo presentaron ante el juez cívico, y estuvo durante una hora en el lugar. Pero el joven ni siquiera dio su nombre, y se veía confundido.

Al no encontrar ningún elemento sobre la presunción de un delito, el juez cívico lo dejó en libertad, alrededor de las 23:45 horas del sábado, y hasta la tarde de este domingo, sigue sin conocerse dónde está.

Lo dejaron retirarse del lugar, aunque el sábado ya había un reporte de la desaparición, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México tenía en marcha una investigación, y el caso incluso había tenido ya difusión en medios.

Con la confirmación de los padres respecto a que sí era Marco Antonio la persona que observaron en los videos, la Fuerza antisecuestro de la Ciudad de México (FAS) lo buscará en la zona aledaña donde se le vio por última vez (y donde lo captaron cámaras del sistema C5), en territorio mexiquense, indicaron las autoridades a la madre del estudiante de 17 años.

Al salir del juzgado cívico en Tlalnepantla, Marco Antonio vestía una playera blanca y un pantalón, ya no traía la chamarra ni la sudadera con la que desapareció el 23 de enero, cuando lo detuvieron policías cerca del Metrobús Rosario, en la Ciudad de México.

 

Información ANIMAL POLÍTICO

https://twitter.com/c4jimenez/status/957780655991123969

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*