«Le di tres mordidas»: joven encuentra dedo humano en una hamburguesa que pidió para comer

El país de Bolivia se ha visto envuelto en la polémica luego de que una joven compartió un fotos y videos en redes sociales al hallar un dedo humano en la hamburguesa que estaba consumiendo. Los hechos ocurrieron en un reconocido establecimiento de comida rápida, lo insólito del caso ha ocasionado que la noticia se esparza rápidamente y por supuesto, derivó en una investigación por atentado a la salud pública.

A veces, el ajetreo de un restaurante y un golpe de mala suerte puede hacer que un bicho o un pelo acaben en el plato de un comensal; pero al parecer eso es mínimo en comparación con lo que sucedió a Stefhany Benítez, una joven boliviana quien vivió una terrible experiencia al comer una hamburguesa.

Mujer encuentra un dedo en su hamburguesa
El hecho sucedió en la ciudad oriental de Santa Cruz, Bolivia, cuando la joven que degustaba la “hamburguesa magnífica”, se topó con un dedo humano; la afectada asqueada y aterrada, acudió al mostrador para denunciar lo ocurrido, no sin antes haber tomado evidencia con fotos y videos.

¿Qué dijo la joven?
Respecto a este confuso asunto, Stefhany relató que «vinimos a comer la hamburguesa ‘Magnífica’ a las 19:30. Yo estoy comiendo con los cubiertos, tres mordiscos comí».

«En el cuarto, sentí algo duro en mi boca pensando que era un hueso. Lo saqué de mi boca y le dije a él: ‘¿Qué es esto?’. Me respondió que era un dedo», comentó.

Ocurrido este suceso, la joven fue con su acompañante hasta la caja para hacer un reclamo formal: «La cajera le dice que le dé el plato donde estaba el dedo».

«¿Me puede devolver el plato para que yo lo tenga para mostrarle a la gente?», respondió Stefhany segundos después, ya que estas eran las pruebas que tenía para corroborar el hecho.

Pese a esto, desde el local le respondieron que ya habían desechado el dedo, aunque la afectada aseguró que lo tenían «en la parte donde hacen las hamburguesas».

«No nos quisieron dar solución»
En busca de resolver la situación, el restaurante le dijo a la joven que «todo lo que ustedes nos pidan les vamos a dar».

Pero la clienta manifestó más tarde que «no nos quisieron dar solución. Entonces empecé a grabar, pero me pidieron que no lo hiciera».

Más le sorprendió aún la respuesta que le dieron desde el local: «¿A qué viene a comer a lugares públicos, entonces?».

La solución de los empleados fue pedir el plato para corroborar que en la hamburguesa hubiera un dedo, y sin saber cómo actuar, les ofrecieron devolverles todo su dinero, aunque claramente el problema era mucho mayor.

Por su parte, la empresa ha expresado en un comunicado que “está colaborando con todas las autoridades competentes para que este hecho se esclarezca totalmente para la tranquilidad de nuestros proveedores y clientes”, a la par que reitero que a lo largo de 21 años de trayectoria han trabajado en fiel y estricto apego a todas las normativas de salud, seguridad e inocuidad alimentaria, y calificaron lo sucedido como un incidente fortuito. «, agregó el escrito.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*