Madre de Alejandro murió; su esposa quedó prensada en el Metro

Ciudad de México

Alejandro Gómez Reyes recibió la llamada telefónica con la esperanza de saber dónde habían trasladado a su esposa y su madre, víctimas del accidente ocurrido la noche del lunes en la estación Olivos de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México.

Su rostro se desencajó, sus ojos se cristalizaron y solo respondió un poco alterado a su interlocutor, “sí, voy para allá”, al colgar confirmó que su madre había muerto y a su esposa le amputaron una pierna.

Alejandro explicó que fue minutos después de la 10 de la noche cuando alguien llamó a su teléfono diciendo que era paramédico y le informó que su esposa y madre habían tenido un accidente.

“Me acabaron de marcar que mi esposa quedó prensada, que le iban a cortar la pierna, pero no sé nada, no me dejaron entrar –a la zona cero del accidente-, no sé nada” narró el hombre de 33 años, que parecía desorientado.

Y es que al llegar al lugar del accidente el hombre pidió informes a policías, militares y paramédicos, pero nadie le ayudó. Simplemente le recomendaron que esperara a que subieran la lista de hospitalizados en Facebook.

Mientras esperaba que alguien lo ayudara, Alejandro Gómez dijo ser técnico automotriz y narró que su esposa iba de regreso a su casa junto con su madre.

Advirtió que en general su familia utiliza con bastante frecuencia la Línea 12 del Metro y nunca tuvieron, siquiera sospecha, de que una tragedia de esta magnitud pudiera ocurrir y muchos menos que ellos fueran víctimas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*