Mexicano se tatúa al coronavirus

Así se siente México en la piel, como diría nuestro querido Luis Miguel… No podemos negar que toda la situación del COVID-19 y su contagio en México nos tiene algo estresados y preocupados, sobre todo por el sinfín de noticias que vemos al respecto. Sin embargo, mentiríamos al decirles que no pasó por nuestra cabeza el encontrarnos con memes y demás cosas chuscas al respecto durante estos días de cuarentena, pero ¿un tatuaje? Eso es demasiado.

Y es que en esta ocasión no nos referimos a Dylan Covid, el supuesto niño de Nuevo León al que sus papás registraron con ese nombre. En realidad hablamos de un sujeto de Tamaulipas, que realizó el primer tatuaje del coronavirus de Wuhan, COVID-19, a una persona demostrándonos con eso que el tren del mame mexicano siempre puede alcanzar velocidades impresionantes.

Se trata de un hombre llamado Cristian Guerrero, propietario de un negocio llamado Evil INK Tattoo Studio, ubicado en la ciudad de Altamira, en dicho estado de la república, quien realizó un tatuaje del virus, el cual es una imitación del emoji de risa burlona que va acompañado de la leyenda “COVID-19”.

“Primer caso positivo del covid-19 en el estudio”, mencionó Cristian en la publicación donde se puede ver su trabajo terminado y el cual les dejaremos a continuación:

Coronavaayyyruss!!Primer caso positivo del covid-19 en el estudio 🤷🏻‍♂️🤣🤣🤣#covid19 #coronavayrusss #havefun #evilinktattoostudio #altamira🇲🇽 #seguimos!! @ EVIL INK Tattoo Studio Altamira – México

Posted by Cristian Guerrero on Tuesday, March 17, 2020

Aunque la mayoría de los comentarios en la publicación son de personas a las que les hace gracia el tatuaje, nosotros sólo nos preguntamos quién en su sano juicio llegaría a un estudio a pedir que le tatúen al coronavirus que nos ha orillado a hacer home office y a estar aislados en nuestro hogares.

En fin, dicen que en el gusto se rompen géneros y así como el caso de hoy, seguramente veremos más chistes –que más bien son anécdotas–, acerca del coronavirus en lo que resta del año. ¿Por qué somos así?

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*