Policías roban y golpean a adultos mayores, en la Gustavo A. Madero

Cerca de 30 elementos del Grupo Especial de Reacción e Intervención (GERI) detuvieron la madrugada de ayer a Luis Javier “N”, padre de la estudiante de Derecho que presuntamente fue acosada sexualmente por el juez de oralidad Édgar Agustín Rodríguez Beiza.

En entrevista con este medio, la familia de la joven aseguró que los agentes allanaron su propiedad, rompieron los vidrios de las ventanas, golpearon a mujeres de la tercera edad y se robaron una caja fuerte con alhajas valuadas en unos 250 mil pesos.

También uno de los familiares mencionó que la orden de cateo que les mostraron no estaba certificada ni tenía sello oficial; además de que uno de los uniformados aseguró que venían de parte del juez Rodríguez Beiza.

Durante el transcurso del día el tema se volvió mediático y el subprocurador de Procesos Penales, Óscar Montes de Oca Rosales, aclaró que la orden de aprehensión en contra de Luis Javier data desde febrero de 2003 por el delito de extorsión agravada.

Detalló que hace 15 años Luis Javier y sus cómplices posiblemente participaron en hechos de extorsión para no ser trasladados al MP por un supuesto hallazgo de droga. Sin embargo, no aclaró por qué la detención se llevó a cabo década y media después de que se giró la orden de aprehensión. También mencionó que la acusación que mantiene la familia en contra del juez no tiene relación con la detención ocurrida la madrugada de ayer en el inmueble ubicado en la colonia Estrella, en la Gustavo A. Madero.

Respecto a ésta, el funcionario detalló que al momento de ejecutar el mandamiento judicial dos mujeres, una de ellas de la tercera edad, trataron de impedir la captura del implicado, quien supuestamente escapó por la azotea. Agentes de la PDI detuvieron al individuo en un domicilio localizado en la calle Granate.

Cabe mencionar que el detenido fue acusado previamente por el juez de haberle dado un balazo en el brazo (aunque esta versión no ha sido confirmada) y bajo ese pretexto no asistió a su audiencia programada para el 5 de abril por su vinculación a proceso por el delito de abuso sexual agravado, ya que argumentó que estaba en mal estado de salud.

En noviembre pasado, la joven afectada denunció al juez por haber abusado sexualmente de ella al interior de un salón de clases durante la realización de un examen oral, donde hubo testigos que confirmaron su versión. Familiares de la joven y el imputado, quien se encuentra en el Reclusorio Norte, quieren que se haga justicia y que el juez no tome ventaja de su uso de poder e incurra en el delito de tráfico de influencias.

Vía El grafico

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*