Una joven scout capacitó a 300 maestros en herramientas digitales para que den sus clases a distancia.

Ciudad de México

Mónika Nahomi Guzmán Sainz, scout de Xalapa, Veracruz capacitó a 300 docentes en el uso de plataformas digitales.

La solidaridad en tiempos de pandemia es un valor que se agradece, es así como scouts desde casa brindan una ayuda a aquellas personas que más lo necesitan. La scout Mónika Nahomi Guzmán Sainz, originaria de Xalapa, Veracruz con tan sólo 19 años de edad, da clases en línea a docentes para que aprendan las principales herramientas digitales y puedan dar sus clases bajo esta nueva normalidad.

Actualmente la tecnología es fundamental en la educación a distancia para niños, jóvenes y profesores. “La problemática que yo identifiqué es que necesitamos trabajar en la inclusión digital de las personas mayores ya que, están alejados de las nuevas tecnologías, tenemos la oportunidad de ayudar y capacitarlos. A través de diferentes propuestas, en la que se les brindó la información y herramientas para que puedan desarrollar habilidades en el uso de las tecnologías”, comentó Mónika Nahomi Guzmán Sainz, del Grupo 3 Fénix en Xalapa, Veracruz.

Ella es scout desde hace 11 años, es estudiante de la Escuela de Diseño del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura de la Ciudad de México, pudo unir el deseo de ayudar a los demás a partir de su vocación profesional, realizó el proyecto solidario “Infografías Inclusivas”, que tiene como objetivo generar infografías del uso de las tecnologías y la capacitación a los docentes en línea. Dicho proyecto fue desarrollado con la asesoría de pedagogos, psicólogos, diseñadores y gente experta en métodos educativos.

El primer curso gratuito, se llevó a cabo del 21 de agosto al 25 agosto, con 5 horas de capacitación diarias, teniendo una participación de 300 profesores de entre 45 a 75 años, de educación preescolar hasta universidad, en su mayoría de Veracruz, también participaron docentes de Coahuila, Yucatán y Ciudad de México.

“Mi propósito es generar una ayuda digna; bien planeada, estructurada, realizarla de manera profesional, al finalizar las clases me sentí muy satisfecha y contenta al escuchar el agradecimiento de los docentes, valió la pena el esfuerzo y la dedicación, se dieron cuenta que el scout está para servir”, afirmo Mónika.

En los scouts yo aprendí a servir, como dice el Fundador Baden Powell “quien no vive para servir, no sirve para vivir”, es muy gratificante ayudar al prójimo sin esperar remuneración y recompensa, hacerlo con los conocimientos que sabemos y compartirlo con los demás.

El próximo segundo curso se llevará a cabo del 8 al 12 de septiembre 2020. Se publicará convocatoria, invitación y horarios a través de su FB Mónika Sainz. Su proyecto “Infografías Inclusivas”, está postulándose para la Insignia Mundial Mensajeros de la Paz, que se otorga a los scouts que hacen un proyecto que sea de servicio, genere impacto social y un cambio en la comunidad.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*